APROVECHA LOS BENEFICIOS DEL SHIATSU PARA MEJORAR TU SEXUALIDAD

2 04 2010
Foto: Getty Images 

Si deseas mejorar tu calidad de vida, equilibrar tu mente y espíritu, te sugerimos esta modalidad que además de favorecer tu salud, revitalizaría tu vida en pareja al aumentar la potencia sexual tanto en hombres como en mujeres.
Para muchas personas no existe nada más excitante que un buen masaje, además este proporciona una sensación de relajo, calma y plenitud que favorece sin lugar a dudas el romance y la pasión. Por ello, algunos enamorados han optado por técnicas más especializadas que pueden aportarles innumerables beneficios, tal como los ofrece el Shiatsu.

Si no conoces esta disciplina de origen japonés, te contamos que se trata de un método de masaje por presión que combate el desequilibrio del cuerpo y el espíritu. Es una técnica de aplicación de la medicina tradicional china, con principios similares a la acupuntura.

De modo que su objetivo es devolverle el equilibrio al torrente de energía vital de nuestro cuerpo, según nos explica el terapeuta de Nekko Shiatsu, Juan Pablo Huerta: “Es un sistema de digitopuntura japonesa que ocupa en su mayoría técnicas de presión, aproximadamente un 80 por ciento, y un 20 por ciento a base de fricción y estiramientos, que sirve para prevenir como también para curar diversos tipos de dolencias y enfermedades”, señala.

Agregando el especialista, que el Shiatsu es muy efectivo para dolencias tendo musculares, y más que aumentar el placer sexual trata problemas de libido en hombres y mujeres.

Sostienen los expertos en esta terapia, que en el cuerpo existen puntos de placer que regulan el funcionamiento de los genitales, por lo tanto, el Shiatsu generaría mayor sensibilidad y un aumento considerable del placer.

“En realidad los puntos del placer que llaman algunos o que salen en algunas literaturas son puntos de activación sexual pero en tratamientos. Si el lector piensa que tocando esos puntos va excitar a su pareja se equivoca. Pues son puntos delicados que deben ser tratados por un terapeuta de Shiatsu o sino pueden provocar alguna lesión. Además, al presionar provocan más dolor que placer. Estos puntos se ubican en la zona lumbo sacra principalmente”, afirma.

Por lo tanto, el especialista nos indica que hay diferentes técnicas de Shiatsu que pueden aprender hombres y mujeres para mejorar su vida en pareja. Pero no precisamente conociendo zonas o puntos erógenos, sino que al equilibrar el cuerpo entero…

Fuente:http://www.terra.cl/zonamujer/index.cfm?id_cat=2476&id_reg=1392326&XjWpZ=PqZ23&pagina=2
Anuncios




Los españoles, más liberados sexualmente que los italianos y portugueses

24 03 2010

Los españoles, hombres y mujeres, encaran su vida sexual de una forma más liberal que portugueses e italianos, y una tercera parte reconoce que practica el sexo de manera ocasional sin necesidad de tener una relación estable de pareja, algo en lo que ambos vecinos se muestran más conservadores.

Son conclusiones de un estudio realizado por encargo de la empresa Control, fabricante de preservativos, y en el que han colaborado tres mil personas, de entre 14 y 50 años de edad, con sus experiencias y opiniones a través de foros y entrevistas online.
“A pesar de la cercanía” geográfica, se “mantienen diferentes puntos de vista a la hora de entender las relaciones de pareja”, destaca el estudio, según el cual italianos y portugueses son “más propensos” a las estables. España “posee un carácter más liberal -concluye el informe-, ya que las relaciones ocasionales son aceptadas y están muy extendidas entre la población”.
El sexo ocasional es percibido por los españoles como “una experiencia, una aventura que proporciona sensaciones nuevas y estimulantes”, y gusta porque no exige “ni ataduras, ni explicaciones ni compromisos de fidelidad”. En las relaciones serias, alegan, resulta “más fácil” caer en la rutina y el aburrimiento.
Preferencias
El estudio ha analizado, además, los hábitos de compra de preservativos en los tres países, cuestión en la que los italianos se muestran “más conservadores y clásicos”, frente a un comportamiento “más abierto y liberal” de portugueses y españoles. El 20% de los italianos prefiere comprarlos en máquinas expendedoras, frente a un 3% y un 4%, respectivamente, de portugueses y españoles. Los italianos, además, “apenas” compran juguetes sexuales, como anillos, vibradores…
“Los dos países de la Península Ibérica -asegura el estudio- tienen menos tabúes a la hora de acudir a espacios abiertos a elegir el preservativo que más se adecúa a sus gustos sexuales o a los de su pareja”. Así, el 61% de los españoles los adquieren en farmacias y parafarmacias, mientras que el 60% de los portugueses optan por los supermercados.
Hay una coincidencia en los tres países: son los hombres los que los compran con más frecuencia. Pero en cuanto a gustos, las italianas los prefieren elaborados con materiales antialérgicos, con estrías y sin sabor; las españolas quieren los que estén bien lubricados y con estrías; y las portuguesas los finos y sin sabor.
Los hombres de los tres países coinciden en valorar su factor retardante, y a portugueses e italianos les gustan los de sabores. A los españoles, en cambio, “finos y con formas más sofisticadas”.




A la búsqueda de la libido femenina

22 03 2010

Desde la llegada al mercado del Viagra para combatir la impotencia masculina y su éxito de ventas, los laboratorios no dejan de buscar un equivalente para las mujeres. Sin embargo, la pastilla del deseo que provoca el entusiasmo de las farmacéuticas no parece encontrar la misma acogida entre los especialistas. Los médicos temen la medicalización del sexo.

Una compañía alemana, fabricante de medicamentos, lidera el desarrollo de una pastilla que estimule la libido entre las mujeres. Es flibanserina, que a pesar de que todavía es experimental, está provocando toda clase de reacciones entre las expertas.

La firma farmacéutica, interesada en venderla, ha financiado un estudio para demostrar el impacto emocional y la angustia que sufren las mujeres por su falta de apetito sexual.

El resultado,sin embargo, ha enfurecido a los médicos que critican el interés en convertir la ausencia o la disminuación de la libido femenina en una enfermedad.

Esto, en opinión de los especialistas hará sentir a las mujeres como si tuvieran una deficiencia.

“La idea de que la falta de interés sexual debe ser tratada de inmediato con una píldora implica que los múltiples factores que contribuyen en los problemas sexuales podrían pasar desapercibidos, generando que la medicación sea ineficaz”, dijo Lisa Martinez, fundadora de la Fundación de Salud Sexual de la Mujer, un grupo internacional con sede en EEUU.

En opinión de Martínez, se debería entender cuál es cuál es la verdadera causa de la falta de deseo. Si una mujer está cansada, angustiada y necesita ayuda para cuidar a sus hijos, la píldora no es la respuesta”.

“La solución sería que disminuya su nivel de fatiga y obtenga ayuda en la casa para criar a sus hijos”, agregó.

Los especialistas, en general, temen que se genere una excesiva medicalización del sexo, que podría inundar las habitaciones de muchas parejas con píldoras y cremas.

Las farmacéuticas, por su parte, defienden que mercado potencial que existe para la disfunción sexual. Un cálculo sitúa ventas por un valor de 2.000 millones de dólares anuales en EEUU.

El estudio de la compañía Boehringer publicó los datos del sondeo europeo, llamado Deseo y sus Efectos en la Sexualidad Femenina Incluyendo las Relaciones. Los resultados demostraron que las mujeres con baja libido y problemas de relaciones sufrían a nivel personal y emocional. 

Petra Boynton, psicóloga social de la University College London, sin embargo, que las investigaciones realizadas a más de 60.000 mujeres en Europa sólo el 11 % tenía problemas de este tipo.

Fuente:

http://www.telecinco.es/informativos/sociedad/noticia/100016570/A+la+busqueda+de+la+libido+femenina+viagra+

 





ULTIMAS NOTICIAS DEL PUNTO G

5 11 2008
Punto G

Punto G

Publicado por Cosmopolitan:

¿Las buenas? Los investigadores parecen haber hallado la prueba de que realmente existe. ¿Las malas? Que no todas las mujeres tienen uno.

Se dice que el punto G es un foco de placer orgásmico. Pero para frustración de algunas mujeres (¿o para la mayoría?), ese punto es algo escurridizo. Ahora sabemos por qué. Al parecer, no todas tenemos uno. Y un simple ultrasonido pudiera decirnos a qué grupo pertenecemos: al que lo tiene o al que le falta. El Dr. Emmanuele Jannini y su equipo de investigadores de la Universidad de L’Aquila, en Italia, utilizaron un ultrasonido para escanear el espacio uretrovaginal (el área entre la vagina y la uretra donde está el punto G) de 9 mujeres que tenían orgasmos vaginales y de 11 que no los experimentaban. Según los resultados, en el primer grupo el tejido uretrovaginal era más grueso. Para el Dr. Jannini, esto sugiere que “las mujeres sin evidencia visible de tener punto G no pueden experimentar orgasmos vaginales”.

La prueba

El ultrasonido, que utiliza las reflexiones de ondas sonoras de alta frecuencia para reproducir la imagen de un órgano del cuerpo, puede medir la forma y el tamaño del tejido detrás de la pared vaginal, donde se cree que está el punto G. Pero quizás te preguntes para qué usar el ultrasonido si tienes el dedo. La razón: el punto G varía en tamaño y sensibilidad de una mujer a otra, y para algunas puede ser inútil tratar de hallarlo por sí solas. El escáner señala el área más gruesa y ofrece una imagen detallada de su ubicación. Leonore Tiefer, siquiatra de la Universidad de New York, dice que también es posible que las mujeres que tienen orgasmos vaginales hayan aprendido a alcanzarlos con la práctica, y eso ha alterado su anatomía del mismo modo que un músculo se desarrolla con ejercicio. Además, al 46% de las mujeres se le dificulta llegar a cualquier tipo de orgasmo y los científicos aún no están seguros de que el orgasmo vaginal exista.

Pero como concluye la sexóloga Lorraine Becker: “¿Para qué preocuparte por un puntito que puede o no existir, si tienes miles de centímetros de piel repletos de terminaciones nerviosas esperando para ser estimulados?”

Eh, ¿dónde está mi punto G?

Déjales el debate a los expertos y diviértete hallándolo tú misma.

1. ENCIENDE Excítate. El área esponjosa alrededor del punto G se inflama si estás excitada, lo que hace que te resulte más fácil sentirlo.

2. INTRODUCE Acostada boca arriba, boca abajo o en posición de cuclillas, coloca tu palma a la entrada de la vagina, desliza un dedo hacia dentro lentamente y muévelo como si le dijeras a alguien “ven acá”. Cuando tengas dentro hasta el segundo nudillo, debes sentir un bultito o área rugosa en la parte superior de la pared vaginal.

3. PRESIONA El punto G responde a la presión. Aprieta un poco hacia abajo y empuja hacia delante con el dedo.

4. MEZCLA No hay una forma única de estimular el punto G, así que experimenta. Hay mujeres que prefieren una presión rítmica; otras, caricias suaves, vibraciones, etc.

5. PRACTICA Si no alcanzas un orgasmo, practica otra vez hasta que notes algo distinto.