¿SEXO SUAVE O SEXO INTENSO?

4 11 2008

Publicado por soitu.es:

En algunos contextos el sexo suave también se denomina ‘sexo vainilla‘. Es quizás el tipo de sexo que practica la mayoría de la gente con más cotidianeidad. También se le denomina ‘sexo blando’, porque a los ojos de las personas más apasionadas se queda en poco.

Aunque es cierto que, muchas veces, lo que determina si una persona tiene sexo intenso y salvaje es la pasión que siente en un momento determinado. También es verdad que hay quienes tienen dificultades para desinhibirse y abandonarse a las pasiones eróticas. De ahí que quieran que todo esté muy medido, como con miedo a pasarse de la raya. Tienen relaciones sexuales muy controladas y pueden sentirse más o menos satisfechos.

En cualquier caso, las personas que consiguen desinhibirse y entregarse a la pasión pueden tener un sexo intenso, que no es necesariamente duro. Mientras que el sexo blando se vería caracterizado por las caricias suaves, los besos y muestras más de ternura que de pasión, una de las principales características del sexo intenso es que tiene un toque agresivo.

De hecho, cuando hablamos de sexo intenso y sexo blando, estamos refiriéndonos a los dos extremos. No tiene nada que ver con la duración o la frecuencia. Eso no quita que dentro de una misma sesión de sexo se puede comenzar despacio, lenta y suavemente, para ir aumentando el ritmo y terminar frenéticamente. O viceversa.

Al hablar de los extremos de dos tipos de sexo, han de considerarse los límites que cada persona nunca estaría dispuesta a rebasar. Hay parejas e individuos que marcarían sus límites, por ejemplo, en el dolor o la humillación y no es algo que deseen incluir en sus relaciones sexuales. Existen casos opuestos de parejas que sí quieren que exista un intercambio duro y hacen un despliegue de comportamientos propios del universo sadomasoquista.

A otras personas les divierte participar en un juego de obediencia y control. Les gusta sentirse sometidas mientras que otras desean la seguridad que les proporciona su rol dominante. En todos los casos, la atención que la persona recibe, ya sea en un rol o en el otro, resulta de gran importancia.

Las personas adultas son libres de elegir el tipo de relaciones sexuales que desean tener. Siempre respetando que haya un consenso entre la pareja y que no exista daño físico y psicológico. Un toque de variedad puede favorecer el placer en las relaciones. Explora tu universo sexual, atrévete a salir de la rutina, no te obligues a hacer algo que te disgusta para complacer a tu pareja, pero muéstrate activo y propón alternativas.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: