¡A JUGAR SE HA DICHO! (VIBRADORES)

13 10 2008

Publicado por laprensa.hn:

El uso de juguetes sexuales no es un invento moderno. En la antigua civilización griega, por ejemplo, era común la confección de lo que hoy conocemos como dildos, o consoladores, hechos de cera. Hoy en día, los avances tecnológicos nos han ayudado a modernizar esas ayuditas eróticas. En vez de cera se usa plástico, gel, látex, goma y piel sintética para confeccionar estos objetos fálicos. Ahora, en vez de dibujar escenas eróticas en una piedra, tomamos fotos o videos para usarlos como motivación erótica. Y sin embargo, aún existen grandes tabúes relacionados con este tema.

Hay quienes piensan que el sexo, al ser un acto “natural”, no debe modificarse de manera alguna. Aquí va mi argumento: comer también es un acto “natural”, pero estoy segura que de vez en cuando condimentan sus alimentos y utilizan cubiertos para comer. Es exactamente lo mismo. Se trata de facilitar y hacer más placentera una actividad que siempre seguirá siendo natural y necesaria.

Otros están convencidos de que si tienen pareja no “necesitan” usar juguetes. La verdad es que los juguetes sexuales proveen una excelente manera de agregar variedad a la actividad sexual, han salvado a millones de parejas de quedarse estancadas en una rutina sexual, introduciendo un elemento de travesura y juego y han permitido que se descubra o intensifique la experiencia orgásmica.

El juguete sexual más famoso de todos es el vibrador. Este clásico y popular juguetito viene de varias formas, fálicas y no fálicas, pero siempre con un determinante común: ¡vibran! Los eléctricos son más potentes y proveen estimulación más intensa, mientras que los de batería resultan menos potentes, pero tienen la ventaja de ser más fáciles de manejar en un encuentro sexual porque no tienes que estar enchufándolos ni tienes la incomodidad de enredarte con su cordón.

Los vibradores pueden ser utilizados tanto por hombres como por mujeres, pero son especialmente populares entre las chicas. Su uso sobre el clítoris es la manera más rápida y eficaz de que éstas logren un orgasmo. A diferencia de la creencia de que la mujer alcanza placer sexual con el uso del vibrador cuando lo utiliza para penetrarse vaginalmente, la gran mayoría los usan únicamente para la estimulación directa al clítoris. Les presento algunos consejitos prácticos para el uso del vibrador:

· Intenten sumergirse en alguna fantasía sexual, de manera que la actitud sea una de erotismo y se provoque el deseo. No se trata de usar un vibrador para generar una respuesta fisiológica nada más, sino incorporarlo a la experiencia erótica de mente, cuerpo y espíritu.

· Intenten diferentes posiciones. Acuéstense sobre el vibrador, o sobre la espalda con el vibrador encima de la genitalia, o sosteniéndolo en sitio entre las piernas.

· Exploren su cuerpo y genitalia por completo. Si eres mujer puedes además penetrar tu vagina con el vibrador. Si eres hombre, puedes recorrer el tronco de tu miembro, presionar el vibrador contra la base, el escroto y el perineo y el área externa del ano.

· Varíen la presión y la velocidad a acariciarse con el vibrador.

· Para algunas mujeres cualquier estimulación directa o fuerte al clítoris puede resultar molesta. Si las vibraciones les parecen demasiado intensas, pueden dejarse la ropa interior puesta y estimular el clítoris a través de ella. También pueden mover el vibrador hacia el lado del clítoris de manera que la estimulación no sea tan directa.

Los hombres también pueden usar los vibradores. Aquellos que tienen parejas pueden comenzar a utilizarlos de la manera más obvia: compartiendo su uso con la mujer. Si usan un vibrador para estimular el clítoris de la pareja durante la penetración, las vibraciones se difundirán hacia su pene también, provocándoles deliciosas sensaciones. Esto no quiere decir que sólo pueden disfrutar del vibrador en compañía de sus parejas femeninas. La masturbación masculina es fundamentalmente diferente cuando se le agregan vibraciones. Posiblemente el pene se mantenga semi-rígido durante la mayor parte de la experiencia, pero si se hacen respiraciones rítmicas y se contraen los músculos pubocoxígeos, el placer experimentado puede ser espectacular.

HIGIENE Y CUIDADOS

Todo juguete sexual debe ser lavado después de su uso. En el caso de los vibradores es tan sencillo como usar agua tibia y jabón suave, asegurándose siempre que las partes eléctricas no entren en contacto con el agua, y que éste se haya secado completamente antes de guardarlo.

Tengan cuidado antes de utilizar un juguete sexual por primera vez, y verifiquen que la superficie no tenga rasguños ni filos duros que podrían rasgar o cortar la piel.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: